Biggerstaff

Hogar de la familia Biggerstaff
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Aventura con un Dragon

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
albus_severus_mendelius



Cantidad de envíos : 179
Fecha de inscripción : 24/04/2008

MensajeTema: Aventura con un Dragon   Miér Mayo 14, 2008 6:30 am

Érase que se era,
en un lejano lugar,
una inquieta población
angustiada de tanto esperar.
Esperaban a que el dragón
que rondaba la ciudad,
se cansara de comer arroz
y los quisiera devorar.



Pero el dragón muy malvado
no los quería escuchar
y exclamó alborozado:
-¡Menuda panchada me voy a dar!

Las gentes huían espantadas,
despavoridas abandonaban la ciudad,
buscando cobijo en el castillo,
deseando que el rey los pudiera salvar.

Mas el anciano soberano
no podía su sable empuñar.
El dragón era una bestia enorme
y él ya viejo para batallar.

Pero por suerte su Albus,
el valiente e inteligente Wakiki,
calmó el llanto de sus súbditos
y les prometió protección.

Valiente como una espada,
inteligente como Merlín,
bravo como una fiera,
suave como el jazmín.

Así era el protector de Dragones,
Albus de aquel triste jardín
que con sus mejores galas
del palacio tuvo que salir

Caminó pausadamente
y recorrió el largo sendero
que lo llevaría hasta la gruta,
terrible como el mismo infierno.

La cueva era apestosa,
pequeña, húmeda y marrón
y olía a humo y a fuego.
Con coraje asió su zurrón



Tras mucho meditar,
a las puertas de la caverna,
el deber le volvió a arrastrar
y el valor volvió a poseerlo.

Un primer paso dio,
un pasito muy cortito.
El umbral de la cueva atravesó
y se sumergió en el abismo.

Miles de sombras danzaban
entre la oscuridad de la gruta.
¿Eran fantasmas o espectros,
o eran hechizos de brujas?


La mirada de tigre perdida,
el sudor le iba a inundar.
Las piernas lo llevaban al encuentro
y con aire de tranquilidad se lo oia respirar.

-¿Hay alguien en la cueva?
-se atrevió por fin a gritar.
Por respuesta una llamarada
del abismo comenzó a brotar.

-¿Quien se atreve a estas horas
a mi digestión interrumpir?
¡Como seas comestible
de postre me vas a servir!

Albus rio y entro en carcajada.
Como anda camarada se entro a reir,
su lengua de Dragon le dejaba entender
y se quedaba a esperar.

Así que se quedó en su sitio,
rodeado de oscuridad,
de olores nauseabundos
y de frío y de humedad.

Unos pasos se aproximaban,
haciendo la cueva retumbar,
al Guardia de Dragones que
a un Dragon enfrentaria

-¡Qué visita más estupenda!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
albus_severus_mendelius



Cantidad de envíos : 179
Fecha de inscripción : 24/04/2008

MensajeTema: Aventura con el Dragon   Miér Mayo 14, 2008 6:31 am

-exclamó el dragón al llegar.
Un Fuerte cuerpo carnoso
para mi estomago alimentar

Tenía las horas contadas.
¡Albus podia llegar a pensar!
O su coraje lo ayudaba
o se lo comería con miel.

-¡Traigo un presente del Rey!
dijo intentándose relajar-
Es para que te diviertas
y no quieras atacar más.

-¿Qué presente ese tan maravilloso
que puede él solo lograr
que un dragón apestoso
no quiera humanos matar?

¿Es acaso una pócima
que preparaba el mago Merlín,
o un prodigio de otros mundos
que aun están por descubrir?

Algo muy fabuloso
me deberás entregar,
si quieres realizar el milagro
de convertir la maldad en bondad.

El dragón escudriñaba
el bolso del pequeño Albus,
intentando descubrir el artilugio
oculto en el interior del zurrón.

-Si me ofrecieras una silla,
y un caldo o un tentempié,
yo más tranquilo te mostraría
el presente que te anuncié.

El dragón escupió fuego,
un poco antes de aceptar,
para indicarle al Corajudo
que con él no se debe jugar.

Así que Albus y un dragón peligroso,
por un oscuro corredor echaron a andar.
El se relamía en silencio,
el no dejaba de cantar.


Por fin alcanzaron una estancia,
con una silla, un perol y mucho hollín
y con las paredes mugrientas
y con un asqueroso candil.



-Esa perola que hierve-
dijo el dragón escupiendo sin parar-
está aguardando por un humano
lleno de carne para que disfrute.

-Aguarda no te apresures-
dijo Albus secándose el sudor-
pues cuando te entregue mi regalo
ya no querrás cometer tal horror.
Desearás una sopa jardinera,

con guisantes, zanahorias y una col
y me invitarás a un buen plato
y después lavarás el perol.

Muchas dudas abrigaba,
el perversísimo dragón,
de que un simple regalo lograra
cambiar su brutal condición.

Mas la intriga le carcomía
y le cortaba la respiración
y cuando quería vomitar llamas
solo le brotaba un fastidioso vapor.

-¡Vamos al grano Guardian!
¡Qué ya no me puedo aguantar!
¡A ver ese artefacto precioso
que me vas a regalar!

Albus ocupó la silla,
cercana al sucio perol
y con calma que lo rondaba,
sacó el regaló del zurrón.

4


Un rectángulo de piel
en su regazo acomodó.
Tenía pastas y hojas.
Era un libro ¡Si, señor!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
albus_severus_mendelius



Cantidad de envíos : 179
Fecha de inscripción : 24/04/2008

MensajeTema: Aventura con Dragon   Miér Mayo 14, 2008 6:31 am

¡Grrrr!- rugió el dragón enfadado
contemplando la traición.-
¿Con esta birria de regalo
intentabas calmar mi mal humor?

Pues ahora estoy hecho una fiera,
estupidísim Albus,
y como el agua está aun hirviendo,
te voy a sumergir en el perol.

Albus respirando preocupacion,
abandonó la silla de un salto.
Busco por los alrededores
un lugar donde ponerse a salvo.

Pero la caverna maldita
estaba muy bien diseñada.
¡Ningún rincón donde ocultarse!
¡Ninguna rendija! ¡Nada!


Solo le restaba hablar
si quería salvar el pellejo,
intentar convencer al dragón,
dejarlo con palabras perplejo.

-¡Escucha, amable dragón!
Escucha lo que te digo.
El regalo que te traigo
es digno de estar contigo.

Es un maravilloso libro
de cuentos de tus congéneres
entregado al Rey
por un duende muy sui generis

Era un duende peligroso
porque tenía dos cuernos
y lucía un extraño rabo
y aborrecía los cuentos.

En premio a la ayuda
que el Rey le había prestado,
le entregó este excelso volumen
que contagia paz al ojearlo

El humeante dragón
arrancó el libro a Albus
y las páginas pasó
calmando un poco su ira

Pero cuando remató
este sencillo ojeo,
otra vez se enfureció
y berrreó como un poseso.

-¡Las fotos son muy bonitas!
¡Mas a mi no me gusta leer!
Y aunque hable de otros dragones,
es muy gordo ¡Jamás lo terminaré!

Albus pensó muy aprisa.
Su mente comenzó a trabajar
y con una amplia sonrisa,
se precipitó a declarar:

-No te preocupes por eso.
Yo no tengo nada que hacer.
¡Te ofrezco mis servicios!
¡Estos cuentos te puedo leer!

El dragón se lo pensó un rato.
No era fácil de convencer,
o bien escuchaba el relato,
o se comía a Albus de una vez.

-¡Bien, pienso que no hay problema
por demorar la comida,
sino me gusta el relato
de un bocado te meto en mi tripa.

-¡Glup!- Dijo Albus para simular.
Como el cuento fuera un rollo
No tendría escapatoria
¡Y tendria que buscar otra forma!

Haciendo acopio de fuerzas,
la garganta aclaró,
se pasó la mano por la frente
y puso voz de locutor, Sonorus exclamo.





Con una sonrisa en los labios
y una lágrima en el corazón,
abrió la portada del libro.
Esta historieta leyó.



Érase que se era
un dragón muy despistado.
De tan despistado que era
siempre andaba extraviado.

Un día que se perdió,
en el bosque de las hadas,
a un Tigre se encontró
que le llamaban Wakiki

Wakiki tenía hambre,
como era costumbre en él
e iba cantando enfadado:
-¿Quién podrá darme de comer?

El dragón muy despistado,
sin verlo lo rebasó,
hasta que escuchó un alarido
tan bruto que lo sobresaltó.



-¡Maldito dragón despistado!
¡Me has pegado un pisotón!
Si no fuera porque tengo hambre
me vengaría ¡Por mi honor!

-Lo siento- dijo extrañado,
el gigantesco dragón,
al ver como un diminuto Tigre osaba
alzarle sin temor la voz-

Soy un dragón despistado
y siento haberte dado un pisotón
pero no han derecho a que me hables
en ese tono bravucón.

No olvides que eres pequeño
y yo un gigantesco dragón
y te puedo lanzar una llama
y dejarte hecho un tizón.

-¡Caray con el dragoncito!-
murmuró Wakiki.-
Hay que hablarle despacito
no vaya a ser que el maldito
me suelte una buena patada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
albus_severus_mendelius



Cantidad de envíos : 179
Fecha de inscripción : 24/04/2008

MensajeTema: Aventura con Dragon   Miér Mayo 14, 2008 6:32 am

-Estimadísimo dragón,
se presenta Wakiki,
el Tigre más tragón
pero de buen corazón
y amigo de todas las hadas.

El despistado dragón
quiso a su vez presentarse
pero su memoria falló
y aunque lo intentó e intentó,
de su nombre no consiguió acordarse.

-¡Menudo un problemazo
que tiene este dragón!
No acordarse de su nombre,
ni del lugar donde nació.

Amadísimo amigo,
creo os puedo ayudar.
A cambio de mis servicios,
este manjar me habréis de asar.

-Querídisimo Wakiki,
¿es acaso eso verdad?
¿Me acordaré de mi nombre
de mi origen, de mi hogar?

-¡Eso está hecho, muchacho!
No olvides que soy genial.
Utilizando mis contactos,
nada me puede fallar.


2

Y Wakiki se frotaba las manos
saboreando ya el manjar
mientras llamaba a gritos
al inspector del lugar.

Una hormiga muy ufana,
muy pequeña y muy sagaz,
se presentó ipso facto
y se prestó a colaborar.

-¡Soy del Ministerio de la magia!
Inspector para más aclarar.
Jamás se me escapa nada
de lo que sucede en este lugar.

Wakiki y la hormiguita
cuchicheaban sin parar.
El dragón despistado,
afinaba el oído para escuchar.

Cuando acabó el parlamento,
el inspector a todos saludó,
llevándose la mano a la frente
y en un periquete desapareció.

-¡Todo está arreglado!-
Wakiki declaró-
Dame solo unos minutos
y aunque no te lo creas mucho,
tu problema se acabó.

-¡Es estupendo, genial!
gritaba el dragón despistado-
¿Qué pócima inventará,
o que conjuro formulará,
o a que magia invocará,
para que este agradecido dragón,
de una sola lección
deje de ser despistado?

-¡Wakiki en acción
es de lo mejorcito del barrio!
Acerca tu cuello a mi
y verás como por fin
tus dificultades habrán terminado.

Así lo hizo el dragón,
expectante y emocionado,
aguardando por la magia
que le había asegurado.

Mas nada de magia brotó
de manos de Wakiki(Albus, el tigre animago)
y lo único que pasó
es que al cuello le colgó
una placa de hojalata.

-¿Qué es esto? -gritó el dragón
espantado por el colgante-
¿Es esta la solución
de este Tigre repugnante?

-Así es, señor dragón.
La hormiguita me ha contado
que tu nombre es Ramón
que provienes del Japón
y todo está ahí apuntado.
-¡Esto no es magia ni es nada!
¡No pienso hacerte un asado!
¡No recuerdo como se hacen las llamas!
¡ Aun sigo siendo despistado!





Y así se marchó Ramón,
abandonó el bosque de las hadas
en dirección a Japón,
con una placa en el corazón
e insultando a Albus que ya era un mago y no un Tigre.

5


La voz de Albus se agotó.
El relató había concluido.
El dragón no dijo nada,
permanecía pensativo.

Hasta que al final saltó
y bramó hecho un basilisco.
-¡Ves como tengo razón!
Ya nadie respeta a un dragón
si no ruge enfurecido.





No entiendo como este Ramón,
en vez de marchar al Japón,
no se comió al Tigre guasón,
como voy a hacer yo ahora mismo.

Albus comenzó a hablar.
¡No había tiempo que perder!
Otra historia debía contar
para que el Dragon se relaje.

-Puede que tengas razón.
Era muy extraño el relato
pero me da el corazón,
que este que está en color,
es bastante mejor
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
albus_severus_mendelius



Cantidad de envíos : 179
Fecha de inscripción : 24/04/2008

MensajeTema: Aventura con Dragon   Miér Mayo 14, 2008 6:32 am

y mucho más sensato.

El dragón se tranquilizó.
Ocupó de nuevo su banco.
Con la lengua se relamió,
observó golosamente a Albus
pero decidió escuchar otro rato.



1


Érase que se era
en un hermoso lugar,
un Guardian de Dragones,
al que todos llamaban Albus.

Albus venía una tarde
en su caballo de pescar,
cuando se topó con una rana
que no dejaba de protestar.

-¿Que tienes ranita hermosa?
Que no dejas de llorar.
Yo soy Albus, un Guardian de dragones
y aunque de mente soy agil
y aunque algo estrafalario,
a las doncellas me gusta ayudar.

Soy una ranita encantada,
hechizada y engañada,
por una bruja malvada
montada en un corcel.

-¡Esa noticia me asombra!
Pensé que siempre era norma
de las brujas obligada,
volar por los aires en escoba,
bien robada o regalada.

-No tiene mayor importancia-
replicó la ranita-
si van en corcel, en escoba,
en avión o a patitas.

Lo único importante,
es que si te descuidas te calcan,
un hechizo ultrajante
del modo más repugnante
y sin apenas enterarte
te han convertido en rana.
¡Es francamente humillante!



-¡Estás en lo cierto, batracio!-
exclamó el Guardian de Dragones Albus-
Hay tanto canalla suelto
que si no anda uno despierto
y se descuida un momento,
te convierten en asquerosa rana.

¡Pero esto ha de acabar!
¡Pongo mis armas al servicio
de esta lucha tan cabal!
¡Es el fin de ranas tan untuosas,
de situación tan engorrosa,
de magia tan poco honrosa,
de anfibios en general!

-¡Pero qué dice este memo!
Le escucho y me muero de risa.
Le pido que me preste ayuda
y si me despisto me pisa.




-No quiero que hagas nada
en contra de los batracios.
Solo quiero que conjures
la magia que me ha hechizado.

-¡Me alegro, querida mía,
que ese punto esté aclarado
porque ahora mismo me meto
de lleno en este fregado!

6

La voz del dragón interrumpió,
de repente, este cuento.

-Una rana asquerosa,
un caballero algo memo.
¿Qué clase de bobada es ésta?
¡Mira que no lo consiento!

¿Donde está el dragón
que antes me has prometido?
Estoy aguantando un tostón
y no olvides que no he comido.

-Ten paciencia, dragón,
-dijo Albus entusiasmado.
La bestia tenía razón,
el rollo era superior
y no conducía a nada.

Albus continuó
cada vez más preocupado.
¿A donde iría a parar
la historia del bueno de Albus
y de la rana encantada?

2

El caballero Albus se apeó
de los lomos del caballo
y hacia la rana se inclinó
y al despiste la besó
en sus labios encarnados.

¡Menudo asco pasó!
Pero no tenía más opción
que comportarse como un señor
y besar aquel horror
para deshacer el encanto.

De repente la rana creció,
creció y creció más que un barco.
Al bueno de Albus sombra dio
y le produjo gran sobresalto.



No era la rana princesa,
ni condesa, ni duquesa,
como se había imaginado.
Era una enorme dragona,
bastante fea y tripona,
con una capa de lona
que lo miraba zalamera.

-¡Adiós mundo cruel, adiós!
-se rio Albus del mundo
al contemplar una boca
que se le acercaba mucho-

De un bocado desapareció
un Guardian de Dragones
que desde aquel momento reinó
en la tripa de un dragón
que jamás lo escupió
y lo digirió con esmero.


-¡Bravo, bravo, bestial!
Esto si que es un relato.
Con un grandioso final,
con intriga y con encanto.

Puedes continuar
con la siguiente historieta.
Por el momento no te comeré,
me freiré una croqueta.





Albus resopló hondo
algo más aliviado.
¡Con otro relato morboso
seguro estaría todo arreglado!

Un dragón aseado

Érase que se era
una verdadera rareza,
un dragón muy aseado
dedicado a la limpieza.

Cada día amanecía
cuando salía el sol
y la cocina restregaba,
los cuartos adecentaba,
el baño siempre fregaba
y pasaba la escoba al hall.

Si se requería planchaba
y también almidonaba.
De vez en cuando lavaba
toda la cristalería.
Bordaba, calcetaba y cosía.
y si aun le sobraba tiempo,
hacia un poco de cemento
y arreglaba cañerías.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
albus_severus_mendelius



Cantidad de envíos : 179
Fecha de inscripción : 24/04/2008

MensajeTema: Aventura con Dragon   Miér Mayo 14, 2008 6:33 am

Pero una mañana aciaga,
cuando se despertó,
sintió que no le apetecía
hacer lo de todos los días,
ni siquiera cocer las judías
y en su silla se sentó. Cuando regresó su familia
de los quehaceres diarios,
se encontró sin comida,
con la casa patas arriba,
y con el dragón descansando.

-¿Donde está la comida?-
gritó la dragona indignada.
¡No has limpiado la cocina!
¡No has preparado nada!

-En eso tienes razón,
dragona, esposa querida.
Hoy los niños y tu,
comeréis de pizzería.

-¡Pero habrase visto este dragón,
que cara más dura tiene!
Se sienta en el butacón
y ni siquiera nos atiende.





-Al fin tenía que llegar
el día en que esto acabara.
Tu te sientas a leer
en nuestra mejor butaca,
me pides las zapatillas
y raras veces me hablas.

Los niños llegan del colegio
y se meten en sus cuartos.
Todo lo desordenan
y jamás se les ocurre arreglarlo.

¡Esto tenía que acabar,
más pronto o más tarde!
O os disponéis a ayudar
o me marcho con mi madre.

El dragón muy decidido
este ultimátum lanzó.
La dragona miró a los hijos
y sin más remedio aceptó.

-Está bien, querido mío,
te ayudaremos ahora
y para el día del padre
te compraré una lavadora.


Albus y el Dragon comenzaron a reir juntos, y el Dragon le pregunto, despues de varias carcajadas, jajajajajajajujaujauajajaj
aGrrr guajuajuauaa,
¿Tu sabes quien ha escrito ese libro?
Por supuesto yo soy Albus el protagonista y el escritor de esos cuentos, he vivido como Dragon, he entendido Dragones he conocido Dragones, y me dedico a los Dragones soy amigo de lso Dragones y me encantan los Dragones, doy mi vida ro los Dragones y estudio los Dragones, conozco todo lo que necesito de Dragonesy por eso entiendo tu naturaleza y supe hacerte reir, el mejor remedio para los Dragones si lso tratas bien te tratan bien.
He aqui entonces que te ofrezco un trato, podes dejar de atacar este pueblo y venirte a vivir conmigo, tengo un Jairo que te puede hacer compañia prometo venir a buscarte apenas pueda, necesito que mi familia, sepa la decision y luego llevarte conmigo y darte algo mejor que esta pocilga pro el amor de dios.

Dragon: pero tu hablas encerio??
Albus: pues claro quien mejor que yo para tratar con Dragones, he acutado desde que entre a tu cueva, conozco todas las maneras de enfrentarte, y nunka te mataria, mi trabajo es proteger a todos los que con como vos, y me esfuerzo en eso.
Dragon: pero tu me querrias , te apetece como soy?
Albus:Pues claro yo tengo la personaldiad de un dragon Dorado como no me va a atraer alguien como vos, tengo tus mismas cualidades, los dos somso inteligentes de Gran corazon y nos gusta ayudar.
Dragon: Tu sabia que no te iba a comer?
ALbus: yo sabia que me ibas a comer por eso te mostre quien soy yo por que conozco como actuas y supe acercarme a vos.
Dragon: Me encantaria descubrir como vivir con vos, le dices a tu familia y me avisas por favor
Albus: estupendo , ya que estoy te muestro quein soy, *Albus se transforma en Puma*
Dragon: Tu eres un Puma, eres un animal? tu eras el del relato?
Albus: Claro el del relato soy yo, y esta echo aproposito , de echo ese Dragon que esta en el relato no es despistado se llama Dracky y fue el Dragon que le consegui a mi espsoa y es un Jairo.
Dragon: suelo divertirme con lso Jairos, me encanta volar a la par de ellos.
Albus: pues lo tendras de compañero, y ya vere como te llamamos a vos.
Dragon: pues que grato me alegra que te haya conocido.
Albus y el Dragon se comen un par de lechones asados, Albus en forma de puma, luego de unagran comida, Se despiden afectuosamente y el Dragon promete no atacar el pueblo hasta que albus vuelva por lo cual Albus le entrega el libro y asi el Dragon lo teien en su memoria y se acuerda que pronto estaria viviendo mejor.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bathi



Cantidad de envíos : 559
Localización : En mi habitacion
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Aventura con un Dragon   Miér Mayo 14, 2008 7:04 am

Amor, estoy feliz de tu nuevo trabajo, pero no te niego que a veces me damucho miedo lo que te pueda pasar, solo te pido que te cuides mucho y que recuerdes que aqui en la casa tienes una familia que te quiere mucho
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Brujita Biggerstaff



Cantidad de envíos : 506
Edad : 21
Localización : mirando en toas las habitaciones de la familia
Fecha de inscripción : 11/04/2008

MensajeTema: Re: Aventura con un Dragon   Jue Mayo 22, 2008 4:21 pm

jjj se ve ke te gusta lo de trabajar con dragones
debe ser divertio
pero nus tenes ke prometer ke nu te va apasar nada

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
witchita mendelius b



Cantidad de envíos : 342
Fecha de inscripción : 10/04/2008

MensajeTema: Re: Aventura con un Dragon   Dom Mayo 25, 2008 6:00 pm

Papi a mi los dragones me encantan sobre todo la mia jijiji
Podre trabajar en tu trabajo???

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Brujita Biggerstaff



Cantidad de envíos : 506
Edad : 21
Localización : mirando en toas las habitaciones de la familia
Fecha de inscripción : 11/04/2008

MensajeTema: Re: Aventura con un Dragon   Dom Mayo 25, 2008 8:18 pm

una kosa ia se ke soy peke pero a ke edad se pode trabalar encontrando viejos objetos eske es mi pasion me encanta

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bathi



Cantidad de envíos : 559
Localización : En mi habitacion
Fecha de inscripción : 08/04/2008

MensajeTema: Re: Aventura con un Dragon   Lun Mayo 26, 2008 3:34 am

Me parece que las dos podran trabajar en cuanto terminen el colegio, no mucho de la edad, pero realmente quiero que terminen sus estudios
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Karamelo-Biggerstaff



Cantidad de envíos : 4
Edad : 25
Fecha de inscripción : 17/03/2009

MensajeTema: Re: Aventura con un Dragon   Sáb Mar 28, 2009 5:49 pm

Abu!!!!! me encanto tu relato....es muy lindo mtu trabajo con dragones!!!1 guauuuuu Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Aventura con un Dragon   Hoy a las 3:08 am

Volver arriba Ir abajo
 
Aventura con un Dragon
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» PORT AVENTURA Y SU LUCHA CONTRA LA REVENTA DE PROMOCIONES EN EL PARQUE
» Gobio Mandarin o pez Dragon
» Mi Pez Dragon
» Escalofriantes imagenes de Dragon Ball
» Mis bettas black dragon

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Biggerstaff :: Hogar dulce hogar :: Habitacion de Lily&Hard :: Habitacion de Albus-
Cambiar a: